home

Peligros del LSD para la Salud.

warning: Creating default object from empty value in /home/members/phillyimc/sites/phillyimc.org/web/sites/all/modules/mailhandler/mailhandler.module on line 855.
by

Los efectos del LSD son impredecibles. Dependen de la cantidad ingerida, de la personalidad del consumidor, del estado de ánimo, y de las expectativas; y de los alrededores en los que se usa la droga.

Peligros del LSD para la Salud
Los efectos del LSD son impredecibles. Dependen de la cantidad ingerida, de la personalidad del consumidor, del estado de ánimo, y de las expectativas; y de los alrededores en los que se usa la droga.
Generalmente, el usuario siente los primeros efectos de la droga dentro de los primeros 30 a 90 minutos después de haberla ingerido. Los efectos físicos incluyen pupilas dilatadas, alta temperatura corporal, aumento del ritmo cardíaco y de la presión sanguínea, sudor, pérdida del apetito, incapacidad para dormir, boca reseca, y tembladera.
Las sensaciones y los sentimientos cambian mucho más dramáticamente que las manifestaciones físicas. El usuario puede sentir varias emociones diferentes a la vez o cambiar rápidamente de una emoción a otra. Si se toma en una dosis suficientemente grande, la droga produce delirios y alucinaciones visuales. El sentido de tiempo y de si mismo del consumidor cambian. Las sensaciones pueden parecer que “se cruzan”, dándole al usuario la sensación de oír los colores y ver los sonidos. Estos cambios pueden ser aterradores y pueden producir pánico.
Los usuarios se refieren a sus experiencias con LSD como a un “viaje” y a reacciones agudas adversas como a un “viaje malo”. Estas experiencias son prolongadas – típicamente pueden empezar a disiparse después de 12 horas.
Algunos usuarios de LSD sufren pensamientos y sentimientos severos, aterrorizantes, miedo de perder control, miedo a la locura y a la muerte, y desesperación usando LSD. Han ocurrido algunos accidentes fatales durante estados de intoxicación de LSD.
Muchos usuarios de LSD sufren “flashbacks” (escena retrospectiva), o recurrencia de ciertos aspectos de la experiencia de una persona, sin haber tomado la droga de nuevo. Un flashback ocurre de repente, a menudo sin ninguna advertencia, y puede ocurrir unos pocos días o más de un año después de haber usado LSD. Los “flashbacks” generalmente les ocurren a personas que han tomado alucinógenos crónicamente o a las que tienen un problema de personalidad subyacente; sin embargo, las personas que por lo demás gozan de buena salud que consumen LSD pueden tener “flashbacks”. Los usuarios de LSD psicosis relativamente duraderas, tales como esquizofrenia o depresión severa. Es difícil determinar el alcance y el mecanismo de la contribución del LSD en estas enfermedades.
La mayoría de los usuarios de LSD voluntariamente disminuyen su consumo o lo cortan con el tiempo. El LSD no se considera una droga adictiva puesto que no produce comportamiento compulsivo a buscar la droga como lo hace la cocaína, la anfetamina, la heroína, el alcohol, y la nicotina. Sin embargo, como muchas de las drogas adictivas, el LSD produce tolerancia, así que muchos usuarios que toman la droga repetidamente deben tomar progresivamente dosis más altas para lograr el estado de intoxicación que habían logrado previamente. Esta es una práctica extremadamente peligrosa, dada la falta de predicción de la droga.
L. Ronald Hubbard diseñó programas preventivos con valiosísima información acerca de los peligros del consumo de drogas, así como diseñó un programa de desintoxicación, que hoy por hoy es uno de los programas con mayores resultados de recuperación de los drogadictos.